Prueba de Identidad para Recetas Médicas / Proof of Identity for Prescriptions

Las leyes federales y estatales requieren que los farmacéuticos, a menos que ya conozcan al cliente, pidan una identificación con foto del “usuario final” o “receptor” de ciertas recetas. Un usuario o destinatario final es la persona para la cual un médico escribió la receta (el paciente).

El propósito de las leyes de prueba de identidad para recoger recetas es (1) combatir el abuso de medicinas recetadas (2) prevenir el robo de identidad (3) y evitar el robo medicamentos.

Las leyes incluyen a la ley de Carolina del Sur sobre sustancias controladas, la Ley Federal de Sustancias Controladas, el programa prescripción-vigilancia de Carolina del Sur (SCRIPTS), y la Ley de lucha contra la epidemia de las anfetaminas.

Cada una de la leyes establece reglas estrictas farmacéuticos deben seguirse en cuanto a pedir identificación. Los farmacéuticos que violen la ley pueden perder sus licencias farmacéuticas y/o
enfrentar cargos criminales. La ley de Carolina del Sur requiere que el usuario muestre un “documento de identificación con foto emitido por el gobierno” para recoger una receta. El código de Carolina del Sur no especifica que la identificación debe ser de los Estados Unidos. Por lo tanto, bajo la ley del estado, la gente podría presentar tarjetas de matrícula consular, pasaportes sin sellos de visa válidos o licencias de conducir extranjeras. La ley federal requiere identificación emitida por el gobierno de los Estados Unidos que sólo aquellos autorizados para trabajar tendrían, y por lo tanto, identificaciones extranjeras no pueden ser aceptadas. Los farmacéuticos pueden decidir seguir los requisitos de las leyes federales como una política para todas las recolecciones de recetas.

Las personas indocumentadas que vayan a recoger recetas para ellos mismos pueden tratar de presentar su identificación emitida por el gobierno extranjero. Si el farmacéutico rechaza la identificación, entonces la persona debe hablar con su médico y pedirle al médico que le recomiende una farmacia que no solicite identificación emitida por el gobierno de Estados Unidos. Tal vez el médico puede hablar con el farmacéutico acerca de por qué es necesario aceptar la identificación válida emitida por un gobierno extranjero. Las personas indocumentadas que intentan obtener recetas para un niño menor de edad deben tratar de presentar uno de los siguientes registros de su hijo, según lo permitido por la ley federal:

  • Matrícula escolar o boleta de calificaciones
  • Registros de la clínica, doctor o del hospital
  • Registro de la guardería o escuela infantil

La gente a veces puede ordenar recetas en farmacias en línea (por internet). Sus requisitos de identificación pueden no ser tan estrictos como en las tiendas para ciertos medicamentos. Sin embargo, para las recetas de sustancias controladas, existen leyes estrictas y por lo tanto puede ser necesario presentar una identificación emitida por el gobierno de Estados Unidos.

Algunas personas indocumentadas pueden tratar de ir a la farmacia con un amigo o pariente documentado y hacer que ellos recojan la receta. Sin embargo, esto puede no funcionar. Los farmacéuticos se enfrentan a una gran responsabilidad bajo las leyes y podrían insistir en que la persona que recoja la prescripción sea el usuario final.

Existen leyes para proteger a los consumidores. Desafortunadamente, las leyes no consideran las consecuencias para las personas indocumentadas que no pueden obtener una identificación emitida por el gobierno de los Estados Unidos. Mientras las leyes no cambien, los inmigrantes indocumentados se enfrentarán a este problema.

 


 

Federal and state laws require pharmacists, unless they know the customer, to ask for photo identification from the “ultimate user” or “recipient” of certain prescriptions. An ultimate user or recipient is the person who the prescription was written for by a doctor.

The purpose of proof of identity laws for prescriptions is to (1) combat prescription drug abuse (2) prevent identity theft (3) and stop people from stealing medications.

The laws include the SC Controlled Substances Act, The Federal Controlled Substances Act, the SC prescription monitoring program (SCRIPTS), and the Combat Methamphetamine Epidemic Act. Each one establishes strict rules pharmacists must follow regarding asking for identification. Pharmacists who break the law can have their pharmacist licenses revoked and/or face criminal charges.

South Carolina law requires a person to show a “government issued photo identification” to pick up a prescription. The SC code does not specify that the identification must be from this country. Therefore, under the state law, people could present matricula consular cards, passports without valid visa stamps or foreign driver’s licenses. The federal law requires US government identification that only those who are work authorized would have, and therefore foreign identification may not be accepted. Pharmacists can decide to follow the federal law requirements as a policy for all prescription pickups.

Undocumented persons picking up prescriptions for themselves can try to present their foreign issued government identification. If the pharmacist rejects the identification, then the person should talk to his/her doctor and ask the doctor to recommend a pharmacy that will not require US government issued identification. Maybe the doctor can speak to the pharmacist about why it is necessary to take the valid foreign issued government identification. Undocumented persons trying to obtain prescriptions for a minor child should try to present one of the following records of their child, as allowed by federal law:

  • School record or report card
  • Clinic, doctor or hospital record
  • Daycare or nursery school record

People can sometimes fill prescriptions through on-line pharmacies. Their identification requirements may not be as strict as in store pharmacies for certain medications. However, for controlled substance prescriptions, stringent laws are in place and therefore US government issued identification may be required.

Some undocumented people may try going to the pharmacy with a documented friend or relative and have them pick up the prescription. However, this may not work. Pharmacists face a lot of liability under the laws and might insist the person picking up the prescription be the ultimate user.

The laws are in place to help protect consumers. Unfortunately, the laws did not account for the ramifications for undocumented persons unable to obtain US issued government identification. Until the laws change, undocumented immigrants will face this problem.

Por | By Tammy Besherse
Abogada/Attorney en/at SC Appleseed Legal
Justice Center
Scjustice.org

Print Friendly